¿Has orado hoy por el Papa Francisco?
"Recen por mí". No lo olvides. Ave María...

¿Porque esperar hasta último momento?

Dice el Señor en la Carta de Santiago:


"¿Hay alguno enfermo? Que llame a los ancianos de la Iglesia, que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor. La oración hecha con fe salvará al que no puede levantarse y el Señor hará que se levante; y si ha cometido pecados, se le perdonarán." (Santiago 5,14-15)


La Unción de los enfermos es un Sacramento instituido por Jesús a través de sus Apóstoles y consiste en ungir al enfermo con el Oleo sagrado bendecido por el Obispo en la Misa Crismal del Jueves Santo.


El Sacramento de la Unción de Enfermos confiere al cristiano una gracia especial para enfrentar las dificultades propias de una enfermedad grave o vejez. Se le conoce también como el "sagra viático", porque es el recurso, el "refrigerio" que lleva el cristiano para poder sobrellevar con fortaleza y en estado de gracia un momento de tránsito, especialmente el tránsito a la Casa del Padre a través de la muerte.


Lo escencial del sacramento consiste en ungir la frente y las manos del enfermo acompañada de una oración litúrgica realizada por el sacerdote o el obispos, únicos ministros que pueden administrar este sacramento.

La Unción de enfermos se conocía antes como "Extrema Unción", pues sólo se administraba "in articulo mortis" (a punto de morir). Actualmente el sacramento se puede administrar más de una vez, siempre que sea en caso de enfermedad grave o en peligro de muerte, por ejemplo ante una operación de cierta gravedad.

La unción une al enfermo a la Pasión de Cristo para su bien y el de toda la Iglesia; obtiene consuelo, paz y ánimo; obtiene el perdón de los pecados (si el enfermo no ha podido obtenerlo por el sacramento de la reconciliación), restablece la salud corporal (si conviene a la salud espiritual) y prepara para el paso a la vida eterna.

La Unción de los Enfermos puede ser el regalo más grande que podamos dar o recibir en la vida. No deje que su familiar enfermo sea privado del consuelo que Dios da a través de las manos de sus Sacerdotes. El Servicio Sacerdotal Nocturno existe para llevar el consuelo del Sacerdote a los enfermos en cualquier momento de la noche, ya sea a su domicilio particular o al hospital donde se encuentre.

Llame entre las 21:30 y las 6:00 hs al 4312314. Es un servicio gratuito organizado por hombres laicos junto a un Sacerdote. Cada noche del año, los 365 días del año.

Recuerde también que durante el día puede dirigirse a su Parroquia o Iglesia más cercana para pedir el Sacerdote para este y otros Sacramentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario