¿Has orado hoy por el Papa Francisco?
"Recen por mí". No lo olvides. Ave María...

Los Servicios Sacerdotales de Urgencia del país se reunieron en asamblea

Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA): Durante los días 26, 27 y 28 de octubre se realizó en la Villa Marista de Mar del Plata la trigésima Asamblea Nacional de los Servicios Sacerdotales y Nocturnos de Urgencia de la República Argentina. Los participantes compartieron sus experiencias locales a fin de que sirvan de ejemplo para mejorar el servicio apostólico y se interiorizaron en asuntos de bioética. Monseñor Antonio Marino, obispo de la diócesis anfitriona, celebró el domingo la misa para los concurrentes. (De Mendoza concurrió nuestro Presidente, Eduardo Gobbi, acompañado por su esposa)



Del viernes 26 al domingo 28 de octubre, los 17 servicios sacerdotales de urgencia del país se reunieron en la Villa Marista de Mar del Plata para participar de la trigésima asamblea anual de la entidad, preparada con el lema “Tu fe te ha salvado”. Seminarios, charlas y conferencias sirvieron para reflexionar y compartir la tarea que desarrollan los laicos de todo el país.

En el primer espacio abierto a discusión, el presidente de la Federación de Servicios Sacerdotales y Nocturnos de Urgencia, Héctor Varela, comenzó a tratar los temas inherentes a la actividad que desarrollan los equipos de todo el país.

La asamblea elevó una terna de asesores eclesiales a consideración de la Conferencia Episcopal Argentina, para que acompañen a los integrantes en este servicio dirigido al enfermo, anciano o moribundo.

Después de recibir las cartas de salutación de todos los obispos propulsores del servicio en la Argentina, se recibieron los informes locales de cada diócesis: guardias constituidas, servicios efectivos, financiamiento y otras novedades generales de cada realidad diocesana. Los informes buscaron compartir las experiencias a fin de que sirvan como modelo para los demás y, de este modo, para mejorar su atención al prójimo.

Durante la jornada del sábado 27 se agotaron los temas que estaban programados en el orden del Día: las asambleas se extendieron desde las 9 a las 12 y desde las 15 a las 20, para luego participar de la misa en la capilla de la villa, presidida por los asesores eclesiales de Lomas de Zamora y Salta.

También hubo charlas y conferencias ofrecidas sobre el aborto, la eutanasia y la eugenesia. Durante la noche del sábado se llevó adelante la “gran cena de la amistad”, en la que se intercambiaron obsequios y placas conmemorativas.

El domingo al mediodía, el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, presidió para los agentes del SSU la celebración eucarística en la catedral de san Pedro y santa Cecilia, de la ciudad balnearia. La misa fue concelebrada por el asesor eclesial de Lomas de Zamora y futuro viceasesor nacional, padre Jorge Schroëder, y saludó uno por uno a todos los guardianes presentes.

El retorno a las ciudades de origen se produjo el domingo después de una visita turística por la ciudad. Los organizadores informaron que quedó pendiente definir el lugar de encuentro para la asamblea de 2013, aunque se ratificó que será entre octubre y noviembre de ese año. La asamblea de 2014, en tanto, será en la ciudad de Mendoza. 


La tarea de los SSU 


El SSU es una institución laica de la Iglesia, de orden diocesano, que se dedica a trasladar y acompañar al sacerdote cuando lleva auxilio espiritual a los enfermos en horarios nocturnos. Es de carácter gratuito y cumple una actividad ministerial, en cuanto colabora con el sacerdote.

Su momento de acción suele ser la noche, para permitir el descanso del resto del clero y asistir de forma eficiente al moribundo. Funciona desde las 21.30 hasta las 6 del día siguiente. Consta de una guardia compuesta por, al menos, dos laicos y un sacerdote, que actúan con conocimiento del obispo y administran el sacramento de la Unción de los Enfermos a quienes lo requieran.

La Unción de los enfermos puede obtener al creyente el perdón de los pecados veniales y la remisión de las penas del Purgatorio, para facilitar la entrada al Cielo. Este efecto depende de la debida disposición que tenga el sujeto que lo recibe: se necesita un verdadero acto de contrición. Normalmente, se administra acompañado de la indulgencia plenaria, la cual perdona la pena temporal.

Según la entidad, se han informado cerca de medio millón de servicios prestados a la fecha.

El sitio web oficial del Servicio Sacerdotal de Urgencia es: www.ssu.org.ar 

No hay comentarios:

Publicar un comentario