¿Has orado hoy por el Papa Francisco?
"Recen por mí". No lo olvides. Ave María...

Se realizó la Asamblea Anual del SSN

En las instalaciones del Instituto San Pedro Nolasco de la Ciudad de Mendoza, se realizó la 58ª Asamblea Anual del Servicio Sacerdotal Nocturno de Mendoza.

Estuvo presidida por el actual Asesor del Servicio, el Padre Evilascio Pascual, el Presidente en ejercicio, Contador Eduardo Gobbi y el Vicepresidente Sr. Dario Fernández.

Luego de la lectura y aprobación del Acta de la Asamblea del año 2011, se procedió a escuchar el informe anual por parte del Presidente Gobbi asi como al informe anual de la tesoreria a cargo del Sr. Enrique Rubio.

Fue muy interesante conocer que en el último año se realizaron 1599 servicios con un promedio de 4,4 servicios por noche de guardia. Esto en su mayoría para la administración del Sacramento de la Unción de los enfermos, aunque también se realizaron confesiones, administración de la Eucaristía y Bautismos.

Este año se han conmemorado los 58 años del Servicio Sacerdotal Nocturno de Mendoza, que ha prestado servicio ininterrumpidamente cada noche desde su creación. Esto se realizó con la Celebración de una Misa en la parroquia de Castelmonte de Godoy Cruz.

Se recordó a los presentes que el año pasado un grupo numeroso de guardianes, la mayoria acompañados de sus esposas, participaron del 29º Encuentro Anual de los Servicios Sacerdotales de Urgencia de Argentina, que se realizó en la Ciudad de Salta. En esa oportunidad se eligieron las actuales autoridades Nacionales.

También se recordó que en Diciembre ultimo se agasajó a los Sacerdotes que colaboran con las guardias del Servicio con una Cena en su honor a la que asistieron gran cantidad de guardianes.

En julio ultimo se realizaron las Jornadas Anuales de Reafirmación con la presencia de 37 hermanos, 12 de los cuales quedaron habilitados para realizar sus promesas de Guardián ante el Sr. Obispo en la Misa de culminación de la Asamblea que se realizó este mismo dia.

Es de agradecer la presencia en la Asamblea de Monseñor Jose Maria Arancibia que nos dirigió palabras de ánimo y consuelo para seguir sirviendo al Señor en tan hermoso Apostolado por aquellos que más sufren. Nos recomendó especialmente que vivamos el tiempo de gracia que supone el Año de la Fe convocado por el Papa Benedicto XVI.

También estuvo presente la Subcomisión de Damas formada por las esposas de los Guardianes, cuya Presidenta leyó una reseña histórica de esta subcomisión que se formó en el año 1988 y cuyos estatutos fueron aprobados por el entonces Obispo de Mendoza Monseñor Cándido Rubiolo. Agradecemos el servicio desinteresado que brindas nuestras hermanas por su apoyo espiritual y material para el mantenimiento de este apostolado.

También en esta Asamblea se agasajó al hermano José Ruano por sus 50 años de labor como guardián. Se le hizo entrega de una placa recordatoria y nos dio su valioso testimonio donde nos dijo que el Servicio Sacerdotal es para el "un prendedor de oro que nos da la Iglesia sin merecerlo." Gloria a Dios por su perseverancia y caridad.

Por ultimo, una gran noticia que nos fue comunicada por el hermano Manolo Martin. Se trata de su labor en pos de formar sedes del Servicio Sacerdotal Nocturno en el hermano país de Ecuador. La gestión está ya muy avanzada con el total apoyo del Arzobispo de Quito. Se crearan en principio dos sedes en las partes norte y sur de la ciudad de Quito. Ya hay mas de 120 laicos anotados para formar el servicio y gran cantidad de Sacerdotes que se han ofrecido. Pedimos a Nuestra Señora de Fátima que muy pronto podamos informar del funcionamiento de este emprendimiento guiado, sin lugar a dudas, por el Espíritu Santo.

También debemos decir que la Asamblea es el momento en que cada año se renueva parte de la Comisión Directiva del Servicio. Este año se renovaron 9 vocales de los cuales 3 de ellos fueron elegidos por 3 años y el resto por un año. Los hermanos que resultaron electos fueron: Walter Fama, Enrique Rubio y Carlos Rivero por un periodo de 3 años. Y los hermanos Roberto Cuccia, Joaquin Viñuela, Daniel Ramirez, Paco Florez, Guillermo Matiuzzo y Mario Bazzoli por un año. Muy pronto informaremos de que manera quedaron conformadas las guardias por el periodo 2012/2013.

La web católica Religion en Libertad publicó sobre el Servicio Sacerdotal

Alex Navajas, periodista del Portal español católico "Religion en Libertad", publicó una nota sobre el funcionamiento del Servicio Sacerdotal de Urgencia. A continuación reproducimos la nota.

Para que nadie se quede sin un sacramento en caso de necesidad porque no haya curas disponibles. Iniciativas como la del Servicio Sacerdotal Nocturno de Urgencia de San Camilo de Lelis, en Argentina, han recibido alabanzas hasta del propio beato Juan Pablo II.

«Si hay policías, bomberos, médicos, veterinarios, mecánicos, fontaneros y cerrajeros de guardia, ¿cómo es que no hay sacerdotes las 24 horas del día?». Ésta fue la pregunta que llevó a Armando Sánchez, un médico argentino que veía cómo su padre agonizaba una noche sin poder recibir ningún auxilio espiritual, a fundar el Servicio Sacerdotal Nocturno de Urgencia San Camilo de Lelis. Después de recorrer numerosas parroquias y conventos de su ciudad, tuvo que regresar a su casa sin encontrar un solo sacerdote de guardia. Fue entonces cuando le empezó a rondar la idea deestablecer un «servicio sacerdotal de 24 horas» para facilitar la administración de los últimos sacramentos. 

Más de 20 diócesis
Corría el mes de octubre de 1952 cuando se puso en marcha por primera vez en la diócesis argentina de Córdoba un servicio de guardia compuesto por un sacerdote y dos laicos.

La iniciativa fue bien acogida, y ya son 21 las diócesis del país sudamericano en las que está presente el San Camilo de Lelis. «En la diócesis de San Rafael, la asociación lleva 24 años funcionando», explicaba a Zenit Jorge Yagüe, uno de los responsables de este servicio. «Efectuamos al menos una asistencia al día», añade Yagüe. «Durante estas salidas nocturnas, los sacerdotes llevan auxilio espiritual a los enfermos que lo soliciten, de forma totalmente gratuita», prosigue.

Apoyo de Juan Pablo II
El propio Vaticano ha visto con buenos ojos esta iniciativa. En el transcurso de su visita a Argentina en 1987, el propio Juan Pablo II afirmó: «Sé que, como fruto de una iniciativa nacida en esta ciudad de Córdoba, se creó el primer Servicio Sacerdotal de Urgencia. A través de él, cada noche sacerdotes y laicos en vigilante espera se movilizan para atender el llamado de Cristo a través de sus enfermos. Me da mucha alegría, y os aliento a continuar en este esfuerzo apostólico mediante el cual se hace visible la solicitud de la Iglesia, que vela día y noche por sus hijos más necesitados».

En España no existe una estructura similar a la San Camilo de Lelis, aunque muchos párrocos están disponibles las 24 horas del día. «En muchas iglesias existe un contestador telefónico en el que se facilita un número de teléfono para emergencias», afirma el sacerdote José Millán.

«La mayoría de los enfermos no muere hoy en día en casa, sino en los hospitales, donde casi siempre se cuenta con un capellán», añade el padre Esteban Munilla, que durante nueve años ha trabajado en el hospital donostiarra de Aránzazu.

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=23949

CONSTITUCIÓN APOSTÓLICA SACRAM UNCTIONEM



CONSTITUCIÓN APOSTÓLICASACRAM UNCTIONEM
DE SU SANTIDAD
PABLO VI
SOBRE EL SACRAMENTO DE LA UNCIÓN DE LOS ENFERMOS
POR LA QUE SE APRUEBA EL ORDO UNCTIONIS INFIRMORUM PROMULGADO EL 7 DE DICIEMBRE DE 1972

PABLO OBISPO
Siervo de los siervos de Dios
en memoria perpetua de este acto
La sagrada unción de los enfermos, tal como lo reconoce y enseña la Iglesia católica, es uno de los siete sacramentos del Nuevo Testamento, instituido por Jesucristo, nuestro Señor, «esbozado ya en el evangelio de Marcos (Mc, 6,3), recomendado a los fieles y promulgado por el Apóstol Santiago, hermano del Señor. "¿Estás enfermo —dice— alguno de vosotros? Llame a los presbíteros de la Iglesia, y que recen sobre él, después de ungirlo con óleo, en el nombre del Señor. Y la oración de la fe salvará la enfermo, y el Señor lo curará, y, si ha cometido pecado, lo perdonará (St 5,14-15)»[1].

Testimonios sobre la unción de los enfermos se encuentran, desde tiempos antiguos en la Tradición de la Iglesia, especialmente en la litúrgica, tanto en Oriente como en Occidente. En este sentido se pueden recordar de manera particular a carta de nuestro predecesor Inocencio I a Decencio, Obispo de Gubbio [2], y el texto de la venerable oración usada para bendecir el óleo de los enfermos: «Derrama desde el cielo tu Espíritu Santo Defensor», que fue introducido en la plegaria eucarística [3] y se conserva aún en el Pontifical romano [4].

A lo largo de los siglos, se fueron determinando en la tradición litúrgica con mayor precisión, aunque no de modo uniforme, las partes del cuerpo del enfermo que debían ser ungidas con el sano óleo, y se fueron añadiendo distintas fórmulas para acompañar las unciones con la oración, tal como se encuentran en los libros rituales de las diversas Iglesias. Sin embargo, en la Iglesia Romana prevaleció desde el Medioevo la costumbre de ungir a los enfermos en los órganos de los sentidos, usando la fórmula: «Por esta santa Unción y por su bondadosa misericordia, te perdone el Señor todos los pecados que has cometido», adaptada a cada uno de los sentidos [5].