¿Has orado hoy por el Papa Francisco?
"Recen por mí". No lo olvides. Ave María...

Mons. Franzini recibió el palio de manos de Francisco


Monseñor Franzini participó de la misa por el Día del Pontífice en Roma y recibió de manos de Francisco el Palio Arzobispal, la clásica estola de lana. También participaron los obispos argentinos de Buenos Aires y Chaco.

El papa Francisco exhortó hoy a la unidad de la Iglesia al entregar el palio a 35 arzobispos residenciales nombrados el último año, entre ellos a su sucesor, Mario Aurelio Poli, de Buenos Aires; Ramón Alfredo Dus, de Resistencia, y Carlos María Franzini, de Mendoza.
La ceremonia de imposición de la estola de lana que simboliza la unión con el pontífice se realizó antes de una misa en la basílica de San Pedro, del Vaticano, y en el marco de la solemnidad religiosa de los apóstoles Pedro y Pablo. 

El Papa pidió en la homilía que la lógica del poder humano no prevalezca sobre Dios y recordó que la misión del obispo de Roma es “confirmar“ la fe, el amor y la unidad. 

"Cuando dejamos que prevalezcan nuestras ideas, nuestros sentimientos, la lógica del poder humano, y no nos dejamos instruir y guiar por la fe, por Dios, nos convertimos en piedras de tropiezo", advirtió. 

Jorge Bergoglio, que por primera vez celebró el Día del Pontífice como tal, destacó que ôla variedad es la gran riqueza" al señalar que esta se funda "en la armonía de la unidad, como un gran mosaico en el que las teselas se juntan para formar un único gran diseño de Dios". 

El palio "debe impulsar a superar siempre cualquier conflicto que hiere el cuerpo de la Iglesia. Unidos en las diferencias: éste es el camino de Jesús", subrayó. 

Además de los tres connacionales y de los procedentes de otros continentes, Francisco impuso el palio a otros ocho arzobispos latinoamericanos, tres de Brasil, tres de México y uno de Bolivia. 

Poli fue nombrado por el propio Francisco como su sucesor en Buenos Aires el 28 de marzo de 2013, poco después de asumir el ministerio petrino, Dus por Benedicto XVI el 21 de febrero de 2013 y Franzini el 10 de noviembre de 2012, también por el pontífice alemán. 

El palio es una banda de lana de unos seis centímetros de ancho, de forma circular, que se coloca sobre los hombros de un arzobispo. 

Cuenta además con dos tiras de lana del mismo grosor por 36 centímetros de largo que cuelgan una sobre el pecho y la otra sobre la espalda, ambas tiras tienen una placa de plomo forrada con seda negra. Este elemento está adornado con seis cruces bordadas en seda negra, que recuerdan las diócesis suburbicarias de Roma de las cuales el Papa es el arzobispo metropolitano. 

La lana con la que se confeccionan los palios es tomada de dos ovejas de pocos meses de nacidas que se crían en el monasterio de Tre Fontane, lugar donde fue martirizado San Pablo. Las ovejas son llevadas el 21 de enero a las religiosas de la iglesia de Santa Inés, en Roma. 

Durante esta solemnidad el Pontífice impone el palio a los nuevos arzobispos metropolitanos, significando así la estrecha relación del Papa con cada uno de los metropolitanos y de éstos con las diócesis de su provincia eclesiástica. 

El simbolismo más fuerte es el obispo "Buen Pastor" que lleva en hombros a la oveja.

No hay comentarios:

Publicar un comentario