¿Has orado hoy por el Papa Francisco?
"Recen por mí". No lo olvides. Ave María...

Su marido la cuidó, rezó por ella y el matrimonio vivió una intensa vida tras el coma

 
Para muchos partidarios de la eutanasia, el estado de coma es prácticamente un estado de muerte suspendida. Deciden terminar el proceso de suspensión, “que muera de una vez… una muerte ‘digna’, libre de sufrimiento”, dicen. ¿Será así? En realidad, y esto no es ningún secreto, la persona en estado de coma duerme, no sufre. Quienes han despertado no tienen remembranzas de dolor alguno, simplemente el tiempo se fue en un soplo, continúan viviendo en el momento en que perdieron el sentido. Pero quienes deciden dar muerte a los que están en coma, lo que hacen es dejar de sufrir ellos, terminar con los cuidados… y con el gastos de dinero.

29 años en coma
Ante esas actitudes, la realidad los contradice, pues hay casos de personas que salen del coma de pronto, muchas veces sin explicación médica. 

Éste es el caso de Anne Shapiro, quien tras 29 años sin contacto con la realidad, de pronto despertó. Durmió a los 50 años y despertó de 79. 

A grandes rasgos, la historia es la siguiente: Shapiro fue una canadiense que cayó en coma el día del asesinato del Presidente John F. Kennedy, el 22 de noviembre de 1963. Despertó el 14 de octubre de 1992, 29 años después. 

El shock que vivió fue enfrentar un mundo muy distinto, desconocido, con unos ancianos que no reconocía: ella misma y su esposo Martin. Lo que sucedió con su despertar podía ser historia de una película, y así se hizo. 

Ron Laytner, del diario The Jamaica Observer, quien tuvo oportunidad de hablar con ella, contó la historia de Anne en noviembre de 2003, el año ella cumplía los 90 años, esto es, 11 después de volver del coma.

Me casé en la salud y en la enfermedad

Papa Francisco "Que se multipliquen los Sacerdotes, tanto de rodillas como dando testimonio"


Tras el rezo mariano del Ángelus, el Obispo de Roma ha recordado que ayer fue proclamado beato en Argentina, José Gabriel Brochero, sacerdote de la diócesis de Córdoba. “Llevado por el amor de Cristo se dedicó por entero a su rebaño, para llevar a todos el Reino de Dios, con inmensa misericordia y celo por las almas”, ha dicho el Papa. 
“Caminaba kilómetros y kilómetros cabalgando por las montañas, con su mula que se llamaba “mala cara” porque no era bonita (dijo el Papa)… e iba también bajo la lluvia, porque era valiente, como ustedes que están bajo esta lluvia... Al final de su vida este beato era ciego y leproso, pero lleno de alegría, la alegría del buen pastor, del Pastor misericordioso”. 

“Deseo unirme a la alegría de la Iglesia en Argentina por la beatificación de este pastor ejemplar, que a lomo de mula recorrió infatigablemente los áridos caminos de su parroquia, buscando, casa por casa, las personas que le habían sido encomendadas para llevarlas a Dios. Pidamos a Cristo, por intercesión del nuevo Beato, que se multipliquen los sacerdotes que, imitando al Cura Brochero, entreguen su vida al servicio de la evangelización, tanto de rodillas ante el crucifijo, como dando testimonio por todas partes del amor y la misericordia de Dios”.

María el Carmen Oro y el Padre Héctor Muñoz pasaron por nuestro programa de radio


  Ya están disponibles dos nuevos programas Cristo Peregrino correspondientes a las emisiones del 23 y 30 de agosto. En el primero con la presencia en estudio de la Prof. Maria del Carmen Oro, Virgen Consagrada, hablándonos del Amor de Dios y el segundo el imperdible testimonio del querido Padre Héctor Muñoz hablámdonos del contenido de su último libro publicado: "Cómo duele el dolor". ¡Imperdibles! 

_____________________________

Cura Brochero, el primer sacerdote beato y el octavo argentino

El Cura Brochero se convirtió en el octavo argentino en ser declarado beato, el primer sacerdote connacional en esa instancia previa a la santidad y el primero beatificado por el papa Francisco. 

La Iglesia abrió casi medio centenar de causas para canonizar a religiosos y laicos argentinos que dieron testimonio de su fe o murieron por su fidelidad al Evangelio, pero el único en alcanzar la santidad es Héctor Valdivielso Sáez. 

También son beatos las monjas Crescencia Pérez, Nazaria Ignacia March Mesa, María Tránsito de Jesús Sacramentado (Madre Cabanillas o Madre Maravilla) y María Ludovica De Angelis, el coadjutor salesiano Artémides Zatti, la laica Laura Vicuña y el indio mapuche Ceferino Namuncurá. 

Santo 
El calendario litúrgico de la Argentina incluye un santo: San Héctor Valdivielso Sáez, mártir, joven religioso lasallano nacido en la Argentina y asesinado en España con otros compañeros de congregación. Su memoria litúrgica es el 9 de octubre. 

Beatos 
Beata Laura Vicuña, laica (Viedma), beatificada en Roma por el papa Juan Pablo II el 3 de septiembre de 1988. Se celebra el 22 de enero. 
Beata Nazaria Ignacia March Mesa, religiosa, (Buenos Aires), beatificada en Roma el 27 de septiembre de 1992 por Juan Pablo II. Su memoria litúrgica es el 6 de julio. 
Beato Artémides Zatti, coadjutor salesiano, (Viedma), beatificado el 14 de abril de 2002 en Roma, por Juan Pablo II. Se conmemora el 13 de noviembre. 
Beata María Tránsito de Jesús Sacramentado (Madre Cabanillas), religiosa (Córdoba), beatificada en Roma el 14 de abril de 2002 por Juan Pablo II. Se conmemora el 25 de agosto. 
Beata María Ludovica De Angelis, religiosa, (La Plata), beatificada en Roma el 3 de octubre de 2004. Su fiesta el 25 de febrero. 
Beato Ceferino Namuncurá, laico, (Viedma), beatificado en Chimpay (Río Negro) lugar de su nacimiento, el 11 de noviembre de 2007 por el delegado de Benedicto XVI, cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado del Vaticano. Su fiesta el 26 de agosto. 
Beata María Crescencia Pérez, religiosa (San Nicolás de los Arroyos). Beatificada el 17 de noviembre de 2012 en la ciudad de Pergamino, provincia de Buenos Aires por el prefecto de la Congregación vaticano para las Causas de los Santos, cardenal Angelo Amato. Su memoria es el 20 de mayo. 
José Gabriel del Rosario Brochero, presbítero (Cruz del Eje). Beatificado el 14 de septiembre de 2013 en Cruz del Eje, Córdoba. 

Venerables 
María Antonia de Paz y Figueroa, o Beata María Antonia de San José, más conocida como Mama Antula, religiosa argentina (Buenos Aires). El 2 de julio de 2010 Benedicto XVI la proclamó Venerable. 
Madre Catalina María, religiosa (Córdoba), fundadora de las Esclavas del Corazón de Jesús. El 18 de diciembre de 1997 Juan Pablo II la declaró Venerable. 
José León Torres, religioso mercedario (Córdoba), fundador de las Hermanas Mercedarias del Niño Jesús. El 26 de octubre de 1993 Juan Pablo II lo proclamó Venerable. 
Mamerto Esquiú, franciscano. Obispo (Córdoba). El 16 de diciembre de 2006, el papa Benedicto XVI lo declaró Venerable. 
Camila Rolón, religiosa (La Plata). El 2 de abril de 1993 el papa Juan Pablo II la declaró Venerable. 
Eleonora López de Maturana, religiosa (Mercedes-Luján). Fue declarada Venerable el 23 de diciembre de 1993 por el papa Juan Pablo II. 

Siervos de Dios 
Cecilia Perrín de Buide, laica (Bahía Blanca) 
Emanuel Pascual Perrín, laico (Bahía Blanca) 
Luis María Etcheverry Boneo, presbítero (Buenos Aires) 
Antonio Solari, laico (Buenos Aires) 
Alfonso Lambe, laico (Buenos Aires) 
Enrique Shaw, laico (Buenos Aires) 
María Agustina de Jesús, religiosa (Buenos Aires) 
María Benita Arias, religiosa (Buenos Aires) 
María Eufrasia Iaconis, religiosa (Buenos Aires) 
María Mercedes del Niño Jesús Guerra, religiosa (Buenos Aires) 
Mercedes del Carmen Pacheco, religiosa (Buenos Aires) 
Martha María Pereyra Iraola, religiosa (Buenos Aires) 
Isabel Fernández, religiosa (Buenos Aires) 
Pascual Pirozzi, sacerdote Misionero de los Sagrados Corazones (Buenos Aires) 
Leonor de Santa María Ocampo, religiosa (Córdoba) 
Pura Rosa del Carmen Olmos, religiosa (Córdoba) 
Victorina Rivara de Perazzo, laica (Goya) 
María Antonia Cerini, religiosa (Mercedes-Luján) 
Tarcisio Rubín, sacerdote religioso (Jujuy) 
Pedro Ortiz de Zárate, presbítero, y Juan Antonio Solinas, sacerdote jesuita, Mártires de Zenta (Orán) 
María Lourdes del Santísimo Sacramento, religiosa (Rosario) 
José Gregorio Bunader, laico (Eparquía Maronita) 
José Américo Orzali, obispo (San Juan de Cuyo) 
Mauricio Giménez, sacerdote jesuita (San Miguel) 
José Marcos Figueroa, religioso jesuita (Santa Fe de la Vera Cruz) 
Sofronia Serafina Erdely, religiosa (Eparquía Ucrania) 
Isidoro Zorzano Ledesma, laico Opus Dei (Madrid) 
José Canovai, presbítero (Roma) 
Eduardo Francisco Pironio, cardenal (Roma) 
Jorge Gottau, obispo de Añatuya (Buenos Aires).