¿Has orado hoy por el Papa Francisco?
"Recen por mí". No lo olvides. Ave María...

«Queridos enfermos, os necesito para anunciar a Jesucristo»

Por su interés reproducimos una nota sobre la homilía del arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, este martes 11 de febrero en la Catedral la tradicional «misa de las antorchas» en la que centenares de enfermos y discapacitados con sus familiares han participado en la eucaristía. El prelado aseguró en su homilía que «nadie más que el enfermo con su cruz se identifica más con Cristo».
«Queridos enfermos: os necesito para anunciar a Jesucristo», ha insistido el prelado ante más de mil personas enfermas, discapacitadas y familiares que llenaban la Catedral de Valencia en la misa con motivo de la Jornada Mundial del Enfermo. «Nadie más que el enfermo con su cruz se identifica más con Cristo», ha destacado monseñor Osoro, que ha asegurado que «una sociedad que sólo mide en función de la eficacia, de la salud de cada uno, o de los años, malamente irá porque es una cultura del desamor, que destruye al ser humano y no reconoce que es imagen de Dios».

La fuerza de la Cruz


La Iglesia «no celebra la Jornada Mundial del Enfermo para consolarnos, sino porque cree en la fuerza que tiene la cruz para salvar a los hombres y en la fuerza de aquellos cristianos que unen su vida a esa cruz y siguen entregando su vida por amor a los demás», ha precisado el titular de la archidiócesis de Valencia.
En su homilía, Mons. Carlos Osoro ha pedido, además, a todos los cristianos «estar atentos a los que padecen la enfermedad o la discapacidad, pero también a sus familiares y a quienes los atienden». Igualmente, ha llamado a «buscar soluciones para quienes sufren la enfermedad, remitiendo siempre también a Jesucristo, como hacía la Virgen» y, finalmente, ha invitado a «no quedarnos sólo en esa búsqueda de soluciones para los enfermos sino ir a cambiar los corazones y transformar una cultura que excluye en una cultura inclusiva para todos, y en la que aquellos que se unen con su vida a la cruz de Jesucristo sean los más importantes y necesarios».
Al término de su homilía, ha anunciado el arzobispo, que es también gran canciller de la Universidad Católica de Valencia, «San Vicente Mártir» (UCV), el desarrollo del campus Capácitas, para que «en todas sus facultades haya trabajos de investigación que vayan en función de las personas que sufren algún tipo de discapacidad» y que se distinga esta Universidad, también, en que «cree realmente que la cruz trae la salvación».
Más de 30 sacerdotes han concelebrado con el Arzobispo en esta «misa de las antorchas» en la que han participado, entre otras autoridades, la consellera de Bienestar Social, Asunción Sánchez Zaplana.

Procesión al final de la Misa

Al término de la misa los asistentes han participado en una procesión con cirios encendidos con motivo de la Jornada Mundial del Enfermo con el lema «Fe y Caridad. Dar nuestra vida por los hermanos» y que se celebra coincidiendo con la festividad de Nuestra Señora de Lourdes.
Al término de la misa los asistentes han participado en una procesión con cirios encendidos con motivo de la Jornada Mundial del Enfermo con el lema «Fe y Caridad. Dar nuestra vida por los hermanos» y que se celebra coincidiendo con la festividad de Nuestra Señora de Lourdes.
En la misa, organizada por la Hospitalidad Valenciana de Nuestra Señora de Lourdes en colaboración con la comisión diocesana de Pastoral de la Salud, han participado también grupos parroquiales y profesionales sanitarios procedentes de diversas localidades de la diócesis, han añadido.
Previamente a la eucaristía, la Hospitalidad Valenciana ha celebrado la imposición de medallas a miembros y voluntarios que acompañan a los enfermos durante las peregrinaciones que la entidad organiza a Lourdes.
Asimismo, durante la eucaristía se ha presentado el proyecto «Enfermos en misión», promovido por la comisión diocesana de Pastoral de la Salud del Arzobispado de Valencia con el objetivo de «asignar a los enfermos una misión en la diócesis: orar y ofrecer su dolor por todos», han indicado fuentes de la comisión diocesana.
En la actualidad, la Hospitalidad Valenciana de Lourdes cuenta con 800 socios, entre ellos numerosos médicos, enfermeros, ATS, auxiliares o farmacéuticos, que prestan su ayuda a más de 200 enfermos y discapacitados en la diócesis de Valencia en las distintas iniciativas que realiza la entidad. Asimismo, la Hospitalidad organiza una misa para los enfermos los días 11 de cada mes, a las 20 horas en la parroquia de los Santos Juanes de Valencia.
La entidad también desarrolla visitas domiciliarias a enfermos, así como actividades lúdicas y solidarias. Realiza, igualmente, peregrinaciones al santuario francés de Lourdes desde 1927, año de creación de la Hospitalidad, aunque se interrumpieron de 1936 a 1954. La próxima peregrinación tendrá lugar a finales de junio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario